Paul Klee

Paul Klee ( Suiza 1879- 1940)

En 1911 empieza a escribir un catálogo sobre su obra que se convierte en un compendio de su pensamiento y su trabajo. En el expone tres puntos fundamentales de lo que para él debe ser un artista; poeta, científico y filósofo. El arte debe exigir al espectador una actitud activa de comprensión. Debe haber un diálogo entre la obra y el espectador. El color y la luz, excepto al final de su vida en la que una larga enfermedad oscureció sus cuadros, eran una estructura abstracta que relacionaba con la armonía y los espacios musicales. Sus padres eran músicos y por tanto creció en ese ambiente, la música marcó su obra. Kandinsky y más tarde Georgia O´Keefe relacionaron la pintura con la música. A lo largo de su vida Klee conoció a muchos artistas como Franz Marc, Kandinsky, a los cubistas o a los futuristas. En Francia conoció también el dadaísmo, con Marcel Duchamp a la cabeza y sus famosos ready – made, atribuyendo a los objetos de uso común el valor de una obra de arte ( esta idea la tomarían posteriormente y en cierta medida los artistas del Pop Art).
La obra de Goya también le marcó profundamente hasta el punto de dedicar un periodo amplio a hacer “aguafuertes”. De todas formas lo que más le llenaba de vida e inspiración eran los viajes. En 1914 viaja a Túnez y como resultado sus cuadros se llenan de luz y de color.

“El color me posee, no tengo necesidad de asirlo, se que me posee para siempre; ésta es la revelación de la hora feliz: el color y yo somos una misma cosa. Soy pintor”

En sus cuadros aparecen retículas geométricas, efectos cromáticos móviles ( como partituras musicales con tonos, expresiones y silencios). Al terminar la guerra, que para el constituye un periodo de estudio y reflexión ( se dedica a repintar aviones), Gropius le escribe para ingresar en la Bauhaus. Sus clases son conferencias sobre Arte, con un diálogo espontaneo con sus alumnos. En 1929 un viaje a Egipto, hace que comience una nueva etapa, perspectivas entrecruzadas, caligrafías parecidas a arabescos orientales y arquitectura de formas geométricas aparecen en sus cuadros. De la Bauhaus pasa a la academia de Dusseldorf, allí elabora cuadros de gran formato, aplicando la luz y el color con estilo puntillista. Con el ascenso de Hitler al poder tiene que abandonar Alemania y vuelve a Berna.

 

Anuncios
4 comentarios
  1. Juan Granados dijo:

    Me encanta tu nuevo blog, muy interesante y muy limpio de diseño

  2. Me gusta tu blog, Alina. Si viviera en A Coruña mandaría a mis niñas a tus clases. ¡Incluso me apuntaría yo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: